Crítica: "Las Vegas", nostalgia, amor y diversión

por © NOTICINE.com
"Las Vegas"
Por Edurne Sarriegui   

El argentino Juan  Villegas ("Los Suicidas", "Ocio") estrena su nuevo largometraje, "Las Vegas", que abrió la última edición del BAFICI. Una historia de amores y desamores, encuentros y desencuentros, tierna y divertida que se desarrolla en la pequeña localidad costera y vacacional de Villa Gesell.

En lo pueblitos de la costa atlántica argentina hay una innumerable cantidad de edificios con nombres rimbombantes que hacen referencia a lugares famosos. Son lugares que remiten al descanso y la diversión. Montecarlo, Puerto Banús, Waikiki o Buzios sirven para nombrar a inmuebles con pequeños departamentos que solo se ocupan durante el verano. El resto del año, permanecen deshabitados  y, tímidamente, al promediar diciembre, comienzan a llegar sus habitantes. Muchas veces, los ocupantes de esos edificios siguen siendo perfectos desconocidos al terminar su tiempo de descanso. Otras veces, se forjan amistades ocasionales o amores de verano que finalizan al terminar la temporada. En algunas ocasiones surgen amistades duraderas y parejas que trascienden el veraneo como es el caso de Martín y Laura, que se conocieron siendo niños en Villa Gesell donde pasaban el verano sus familias.

Las Vegas es el edificio en el que Laura (Pilar Gamboa) y Martín (Santiago Gobernori) se conocieron, se enamoraron y consumaron su amor. Tuvieron un hijo, pasaron los años, se separaron y cada uno siguió con su vida, unidos para siempre por ese hijo que comparten y que ambos aman.

Cuando Laura llega con su hijo Pablo (Valentín "Wos" Oliva) a la costa con la intención de pasar Año Nuevo en la playa, no espera encontrar allí a su exmarido, y menos aún acompañado por su joven novia colombiana (Valeria Santa).

Después de la sorpresa del encuentro, aparecerán las diferencias, los celos disimulados –o no tanto-, las complicidades y el rifirrafe entre los protagonistas, que no pudieron estar juntos ni tampoco separados.

Villegas retrata al trío familiar poniendo el acento en Laura. Explosiva e impulsiva, resulta querible y detestable alternativamente, según el humor que tenga en cada momento. Es una madre generacionalmente cercana a su hijo que fluctúa entre sus responsabilidades maternas y sus ganas de divertirse. Ella es el eje de la familia. Una familia alternativa, pero familia al fin, con idas y vueltas, con las falencias de los padres, la indiferencia del hijo y la música como hilo conductor de su acercamiento.

"Las Vegas" supera la simplicidad de la historia con buen humor, ternura y una cierta melancolía. No evita los lugares comunes del costumbrismo estival argentino pero, apoyado en buenas actuaciones, da como resultado un film ameno y entretenido.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios