Crítica: "Ivi", todo es absurdo

por © NOTICINE.com
"Ivi"
Por Edurne Sarriegui    

El argentino Ernesto Aguilar, realizador prolífico si los hay (estrenó "Lucy en el infierno" el pasado mes de marzo), vuelve al ataque con un nuevo largometraje de características similares a su último trabajo. "Ivi" se anuncia como una comedia dramática o tragicomedia sin que el drama o la comedia consigan tener suficiente presencia ante el grotesco y desmesurado mundo que presenta el guion.

La historia se centra en Ivi y Gregorio, una pareja joven con una relación despareja en la que el hombre domina y maltrata a su mujer de diferentes maneras. Para empezar supervisa su dieta hasta el punto de hacerle pasar hambre y le prohíbe trabajar. Por alguna razón inexplicable Ivi soporta esta situación. Ante una enfermedad inesperada de Gregorio, Ivi vislumbra la posibilidad de cambiar de vida. O no…. Son tan poco razonables las motivaciones de los personajes y tan absurdas las vueltas que da el guion, que las acciones resultantes, carentes de lógica, poco tienen que ver son situaciones del mundo real.

En "Ivi" todo es absurdo, la historia, los protagonistas y sus reacciones. Los diálogos, las situaciones y los comportamientos, absolutamente inverosímiles, poco aportan para producir el más mínimo interés, la más leve sonrisa  o la más nimia empatía.

Emiliano Díaz, Paula Stephanus, Clemencia Jaramillo y Néstor Villa, se defienden como pueden de los embates de un guion que hace agua por todos lados.

El trabajo de Ernesto Aguilar debe producir una profunda satisfacción en el equipo que lo realiza. Pero considerar que interese a un mínimo número  de espectadores es casi una utopía.

Quedará reservada para aquellos en búsqueda de un cine alternativo en el que poco importa el hecho artístico en sí mismo y mucho menos impactar en los comunes mortales que buscan en el cine un rato de esparcimiento.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios