Crítica: "Perdida", demasiados datos para una intriga

por © NOTICINE.com
"Perdida"
Por Edurne Sarriegui   

El argentino Alejandro Montiel ("Un paraíso para los malditos") dirige "Perdida", un policial que trae a la pantalla un tema de candente actualidad como es la trata de personas con fines de explotación sexual. Jorge Maestro, Mili Roque Pitt y el realizador aúnan esfuerzos para transformar en guion cinematográfico la novela "Cornelia" de la periodista Florencia Etcheves. Respaldado por un elenco internacional y una importante producción hispano-argentina, este thriller intenta posicionarse como uno de los estrenos destacados del cine nacional durante este año.

La historia gira en torno a la protagonista interpretada por Luisiana Lopilato. Manuela Pelari, alias "Pipa", es una joven policía que se muestra particularmente comprometida con los casos de abusos y secuestros de mujeres, tiene una casi nula vida social y mantiene una tensa relación con sus compañeros de trabajo. Su actitud vital tiene su origen en un trauma de su pasado cuando, catorce años atrás, durante un viaje al sur argentino acompañada por una profesora y varias compañeras,  su mejor amiga, Cornelia, desapareció sin dejar rastro. Las investigaciones concluyeron con la suposición de su muerte, probablemente a consecuencia del ataque de un animal salvaje. Años más tarde, Pipa se convertirá en policía y, obsesionada con el fantasma de lo ocurrido, tratará de reabrir el caso a instancias de la madre de Cornelia cuando se cumpla un nuevo aniversario del hecho.  

Una vez que se plantea esta primera línea argumental, surgirá una segunda con un nuevo grupo de personajes liderados por una enigmática mujer que interpreta la española Amaia Salamanca.

El desarrollo paralelo de ambas confluye en el final para develar el misterio. Por el camino, la abundancia de flash-backs y el creciente número de personajes, harán la trama un poco caótica y enrevesada pero conseguirá aumentar la tensión y entender un poco más las motivaciones del personaje central y la impronta dolorosa que dejó en ella un suceso que fue incomprensible para una adolescente de tan corta edad. Pipa necesitara revisar sus recuerdos bajo la nueva óptica que le dan su edad adulta y su profesión.

En la cinta, como suele ocurrir en estos casos, nadie es lo que parece ser y la mayoría de los personajes tiene mucho que ocultar.
Este film cuenta entre sus virtudes con la presencia de intérpretes internacionales que suma a las nombradas la presencia del uruguayo Nicolás Furtado y del peruano Carlos Alcántara además de los siempre eficaces Rafael Spregelburd y María Onetto de Argentina. También tiene en su elenco a Oriana Sabatini y a Julián Serrano, dos debutantes en el cine pero referentes muy activos en las redes sociales y reconocidos por el público juvenil.

Está filmada en locaciones de las islas Canarias, Buenos Aires y el sur argentino y es irreprochable en cuanto a su elección estética.

El cuestionamiento que se le puede hacer tiene que ver con la historia relatada. En algunos momentos, deriva por caminos secundarios y personajes que se sienten innecesarios aumentando la confusión en torno al nudo central, mientras que algunos diálogos que sobre-explican el desenlace le restan brillo al hecho cinematográfico.

"Perdida" es un thriller que trata de impulsar el cine nacional desde un tema candente, un elenco convocante y una producción cuidada pero decepciona un poco el resultado final que no alcanza a satisfacer las expectativas generadas con tantos recursos.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios