Crítica: "Inseparables", remake con sabor a dulce de leche

por © NOTICINE.com
"Inseparables"
Por Edurne Sarriegui       
  
"Inseparables", el último trabajo de Marcos Carnevale, tiene la particularidad de ser la primera remake de una película extranjera que realiza el cine argentino. El director de "Elsa y Fred" (2005) y "Corazón de León" (2013) -que ya tuvieron sus versiones en otros países- tiene a su cargo, además de la realización, la adaptación  del guión. Basada en la aclamada película francesa "Intocable/ Amigos intocables/ Intouchables" de Oliver Nakache y Eric Toledano -que a su vez se inspiró en una historia real- la nueva versión criolla sale más que airosa del difícil intento de recrear un film que ya fue un éxito y que ahora adquiere un sabor local tan autóctono como el del dulce de leche.

Felipe (Oscar Martínez) es un millonario que quedó cuadripléjico a consecuencia de un accidente.  Vive con su hija adolescente (Rita Pauls) al cuidado de Ivonne (Alejandra Flechner), su ama de llaves, y de Verónica (Carla Peterson), su secretaria privada. Después de numerosos cambios, contrata como su asistente personal a Tito (Rodrigo de la Serna), un joven que salta de un trabajo temporal a otro y que venía desempeñándose como ayudante del jardinero en la casa de Felipe. El hecho de que procedan de mundos totalmente disímiles y de que tengan valores e intereses opuestos no es obstáculo para que forjen una relación de complicidad que desembocará en una amistad fuerte y duradera.

Para llevar a buen puerto esta remake, Carnevale cuenta con un grupo de sólidos actores. Martínez transmite todas las pasiones de su personaje paralizado con la expresividad de su rostro y De La Serna proporciona un carisma muy especial a ese joven casi marginal que interpreta. Este último rol es el que cobra características más porteñas: el cachafaz que el diccionario del lunfardo tanguero define como un bribón, un pícaro insolente y atrevido. Las dificultades  llevan al personaje a considerar que la vida es demasiado preciosa como para perderla en lamentaciones y ese deseo por disfrutarla se transmite a Felipe, que comienza a ver las cosas de una manera distinta a como solía hacerlo. Carla Petersen y Alejandra Flechner aportan su buen hacer  a dos personajes secundarios fundamentales en la trama.

La historia permanece fiel a la original pero logra una acertada adecuación a las características australes logrando sus mejores ajustes en los momentos de humor.

"Inseparables" es un film disfrutable de principio a fin que conserva un equilibrio adecuado entre el drama y la comedia, no traiciona los lineamientos de la producción inicial y además cuenta con el mérito de actuaciones destacables. Parece un buen comienzo para las remakes al gusto local.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios