Crítica: "Permitidos", el amor y la infidelidad en tiempos de redes sociales

por © NOTICINE.com
"Permitidos"
Por Edurne Sarriegui   

El director argentino Ariel Winograd ("Mi primera boda", "Vino para robar", "Sin hijos") estrena esta semana su último trabajo. En la misma línea de comedia de sus anteriores películas, utilizando como eje los conflictos, desencuentros y reencuentros que surgen en una pareja, Winograd consigue una película entretenida en la que el humor y  el delirio se dan la mano.

Camila (Lali Expósito) y Mateo (Martín Piroyansky) son novios, conviven hace tiempo y se divierten mucho juntos. Durante una cena con amigos y en medio de bromas, surge el tema de los "permitidos". Se plantea la hipotética situación de que un famoso admirado por cada uno de ellos se cruzara en su vida y estuviera dispuesto a establecer una relación romántica con su admirador. En este caso, tal situación no podría ser considerada infidelidad por estar "permitida" por la pareja del susodicho admirador.

Por las vueltas de la vida y del guion de Gabriel Korenfeld y Julián Loyola, este caso se hará realidad en la vida de Mateo cuando éste detiene al ladrón de la cartera de Zoe del Río (Liz Solari), su actriz favorita. Convertido en héroe por casualidad, establecen una relación romántica que en principio Mateo ocultará a su novia y que, después de hacerse pública, habilitará a Camila para tener su aventura "permitida" con el actor Joaquín Campos (Benjamín Vicuña).

La vida apacible y con proyectos de futuro juntos se llenará de complicaciones y con ellas llegan las situaciones absurdas, delirantes y cómicas que atraviesan la cinta de punta a cabo. La irrupción de los medios de comunicación -vía redes sociales- en la cotidianeidad de los protagonistas provocará una serie de situaciones que no son capaces de manejar.

Ésta no es una comedia romántica al uso. Aquí los protagonistas no son  perfectos y admirables. Todos los personajes presentan algún doblez, alguna debilidad que los muestra como seres imperfectos. El film aprovecha la oportunidad para reírse de los anhelos de notoriedad de los más impensados individuos. Todos quieren sus cinco minutos de fama y están dispuestos a lo que sea para conseguirlos.
 
En "Permitidos", Piroyansky y Expósito consiguen el tono justo para sus personajes, los secundarios acompañan los pasos de comedia y el ritmo de la cinta nunca decae. Apunta al público que busca en el cine un rato de risa y diversión y lo consigue. Capta la atención de los espectadores más jóvenes con el uso que se hace en ella de las redes sociales. Bien podría haberse titulado "El amor en los tiempos del Whatsapp".


Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios